Del fotolito al jotapegismo

En los inicios de la autoedición, las empresas de fotomecánica aún no conocían las penurias. Gracias a los márgenes que obtenían aquellas máquinas Agfa, que venían a ser como rodillos de imprimir dinero. Eran los años 80 y algo, principios de los 90; ahí se sentaron los estándares de la resolución y formatos necesarios de…